¿Quieres ser voluntario, pero no típico? Ideas de solidaridad poco comunes
ACCIÓN SOCIAL

31/12/2018

¿Ser voluntario y salirse de lo común? Aquí tienes la respuesta

Ser voluntario

No sabemos qué te has marcado como objetivo en los propósitos de Año Nuevo. Pero lo que sí sabemos es que entre tu larga lista habrá hueco para este plan que te proponemos: formar parte de un voluntariado. Cuando no se sabe en qué mejorar la calidad del tiempo libre, ser voluntario muchas veces es la respuesta. Con el lema «vive como piensas» de bandera, en Kaiku Begetal queremos mostrarte varias opciones de voluntariado diferentes, a las que apuntarte los fines de semana y en las que perder el tiempo no son una opción, sino todo lo contrario.

¿Lo mejor de ser voluntario? Que engancha, así que ve haciéndote a la idea de que dejará de ser un objetivo para convertirse en un hábito más en tu día a día.

Solidaridad: cómo ser voluntario

SER VOLUNTARIO MÁS ALLÁ DE LO NORMAL: VOLUNTARIADO ORIGINAL

Voluntariado ambiental: forma parte de una brigada de limpieza de playas

Las playas sean para el verano, pero ¿qué pasa cuando quedan desiertas tras un día de sol y olas? Una gran opción de voluntariado es formar parte del equipo de limpieza de la playa en la que de pequeño pasabas horas y horas rebozándote en la arena, o la cala con el mejor atardecer de la historia de tus viajes. Ser voluntario y formar un equipo con tu grupo de amigos para dar vida a la playa y concienciar a quienes la disfrutan, es un pequeño gesto para ti, pero un gran gesto para la humanidad 🙂

Visita una perrera los fines de semana: el voluntariado de animales está a la orden del día

Tu sueño desde que eres pequeño es tener una mascota, y ahora que podrías tenerla, te encuentras viviendo en una gran ciudad, con grandes atascos, pero pisos pequeños, cocinas pequeñas y parques lejanos. Para ti, amante de los animales, nada como invertir tu tiempo los fines de semana en una perrera o un refugio de animales. Comida, agua, pero sobre todo compañía (para ti y para ellos). Pasar una tarde de solidaridad rodeado de bichos peludos de cuatro patas, ¿dónde hay que firmar?

Voluntariado ambiental

Vuelve a tus años jóvenes con un voluntariado ambiental como el de monitor de campamento

Si eres de los que viven en la ciudad pero su mente siempre está en el bosque, una buena forma de ser voluntario es ejercer de monitor de campamento. Rememora esas semanas lejos de los padres y la escuela, en la que (casi) todo valía y en la que hacer amigos estaba más que asegurado. Fines de semana a la intemperie, mochila a la espalda y cantimplora y tu mente se despejará por completo. ¿Lo malo? Que el lunes tocará volver al mundanal ruido de la ciudad.

Sé parte activa de tu festival local favorito con un voluntariado

Todos los años en tu ciudad se hacen cientos de festivales o eventos en los que se cocina, se escucha música, se ponen a la venta objetos de segunda mano, o simplemente, se pasa el día. ¿Y si formaras parte del team que organiza todo? Entérate de cómo poner tu granito de arena ahora más que nunca.